Wiki

¿Qué es Yersinia pestis?

¿Qué es Yersinia pestis?
Media de voto

Es una bacteria, donde el género que lleva de nombre Yersinia, viene dado por quien la descubrió, en el año 1894, médico suizo especializado en bacteriología Alexandre Yersin. Este agente microbiano es de gran importancia, debido a que es el causante de una serie de enfermedades muy relevantes a lo largo de la historia mundial.

¿Qué es Yersinia pestis y como se transmite?

Yersinia pestis es una enterobacteria, es decir, son bacterias Gram negativas, las cuales no se tiñen de azul por una tinción especial, llamada Gram. Estas pueden ser de muchos géneros y especies, además, que, desde el punto de vista estructural adoptan formas de cocos o bacilos. En caso de Yersenia pestis, es bacilo. Esta bacteria causa en el hombre, la peste pulmonar y bubónica, tan famosas en el mundo.

Es el microorganismo que ha sido el responsable de la mayor cantidad de muertes en humanos por etiología infecciosa, además de la malaria.

Naturalmente, esta bacteria se encuentra en los roedores, donde las ratas son el principal reservorio. Una vez que las ratas son infectadas, mueren en su mayoría. Sin embargo, algunas pueden sobrevivir, causando la diseminación del microorganismo.

Las ratas, a su vez, son contagiadas por un vector, que viene siendo la pulga de rata (Xenopsylla cheopis). La pulga, absorbe la sangre de un animal infectado, ingiriendo también la bacteria Yersinia pestis. Estas bacterias se van a multiplicar, en el intestino de la pulga, y luego este vector, al picar otra rata, le transfiere la infección.

De esta forma, la enfermedad se disemina rápidamente, causando muerte masiva de ratas, lo que traerá como consecuencia, que la pulga ya no posea su huésped principal, y tenga que buscar uno nuevo, es decir, el hombre.

Síntomas

Cuando la pulga muerde al ser humano, transfiriéndole el agente microbiano, estas cepas de Yersinia pestis, se diseminan por toda la sangre, alcanzando los nódulos linfáticos. Una vez que han llegado a su destino, afectan estos nódulos, produciendo una inflamación visible en la superficie de la piel, denominado “bubones”, los cuales van a estar llenos a reventar de estas bacterias.

Los nódulos linfáticos, van a ir aumentando en tamaño de manera significativa, hasta que se forman los bubones secundarios, los cuales se rompen, liberando las bacterias al torrente sanguíneo nuevamente, solo que, en un número mucho mayor, esto traerá como consecuencia una septicemia, afectando los órganos de forma generalizada.

A su vez, el enfermo tendrá hemorragias, dándole a la piel una apariencia oscura, en forma de manchas. Además, podrá presentar gangrena en miembros inferiores, mucho dolor en nódulos linfáticos, imposibilitando las actividades diarias y dolores musculares generalizados.  También, puede haber afectación del sistema nervioso, con aparición de delirio.

Diagnóstico

El diagnóstico certero y definitivo, se logra con la toma de muestra de alguno de los fluidos del enfermo, ya sea esputo, aspiración de nódulos linfáticos o sangre, esto se procede a ser analizado, lográndose cultivar la bacteria, a través de su aislamiento. Se puede acompañar de técnicas, como coloración de Gram y Wayson.

Además de esto, es recomendable un test de serología, que buscara anticuerpos específicos contra la bacteria Yersinia pestis.

Es de mucha importancia notificar al personal de salud, en caso de un paciente sospechoso infectado por Yersenia pestis, de esta forma, en el laboratorio se tomarán las medidas necesarias, para evitar la contaminación o contagio accidental.

Tratamiento

  1. pestis se ha confirmado que tiene resistencia a la penicilina, pero por suerte, la mayoría de las cepas que se pueden encontrar, son sensibles a otros antibióticos, como la estreptomicina, cloranfenicol y a todas las tetraciclinas. Estudios actuales indican, que la bacteria también es sensible a la exposición con gentamicina y doxiciclina.

Es importante señalar que, si el tratamiento se comienza rápidamente, se disminuyen las probabilidades, de forma considerable, de padecer complicaciones producidas por Y. pestis.  Además de esto, hay que mantener al enfermo bien hidratado e intentar garantizar su comodidad.

Prevención

Para evitar la adquisición de esta bacteria, es fundamental tener en cuenta ciertas medidas preventivas:

  • En las regiones donde es endémica la transmisión, hay que inspeccionar a los animales caseros de manera regular, para detectar la presencia de pulgas.
  • Es de mucha importancia el control de roedores, más aún en las zonas urbanas.
  • Si se encuentra un animal muerto en el camino, evite en lo posible, recogerlo o moverlo. Debe comunicarse con la policía o los funcionarios públicos encargados de la tarea.
  • Para evitar las picaduras de las pulgas, transmisoras de Yersinia pestis, ha dado buenos resultados el uso de repelente.
  • Evitar dormir con sus animales domésticos, aunque este seguro de que estos no poseen ninguna enfermedad. Estudios recientes han demostrado que este hábito no es saludable y que suspenderlo beneficiaria a la salud, ya que se evita la transmisión de otras enfermedades, como las virales o parasitarias.

 

 

Deja tu comentario

error: Contenido protegido