Saltar al contenido

Tifus, que es y cuales son sintomas

4 (80%) 2 votes

Es bien sabido, que el tifus es una enfermedad de larga data, que tiene muchas formas de presentación y transmisión, constituyendo variedades como: Tifus endémico (o múrido), Tifus epidémico y Tifus de las malezas. Esta enfermedad, suele ser confundida con fiebre tifoidea, pero son dos patologías con causas y consecuencias diferentes. En este artículo, planeamos dar a conocer toda la información que debes manejar sobre el tifus y así, una vez lo leas, sabrás como evitar el contagio. ¡Comencemos!

¿Qué es el Tifus y cómo se transmite?

Es una enfermedad infecciosa, causada por bacterias del genero Rickettsia, capaz de afectar los órganos de forma sistémica e irreversible, si no se aborda a tiempo. Comprende varias formas de presentación, en donde varia el tipo de transmisión y la especie de agente causal, siendo estas:

Tifus endémico (o múrido): Es una enfermedad zoonótica, causada por Rickettsia typhi, cuyo reservorio son las ratas. Las pulgas de estas (Xenopsylla cheopis), se contagian al ingerir sangre infectada al alimentarse de las ratas, esto provocara que la pulga porte de por vida este microorganismo. Por lo tanto, los seres humanos se infectarán cuando las heces de estas pulgas (que poseen la bacteria), entre en contacto con piel lesionada o al ser inhaladas. La transmisión aumenta sobre todo en los meses calurosos como verano y comienzos de otoño.

Tifus epidémico: Es causado por Rickettsia prowazekii y transmitido por piojos del cuerpo humano, la especie Pediculus humanus corporis. Este pequeño animalito, vive en la ropa y se encuentra en zonas de poca higiene. Es una enfermedad muy común en las prisiones de países poco desarrollados, debido al hacinamiento. Las bacterias proliferan en el intestino del piojo y salen al exterior a través de sus heces, lo que sucederá a continuación es que el piojo defeca durante la ingestión de sangre y el hombre se autoinocula el microorganismo por la maniobra del rascado.

Tifus de las malezas: Se produce por la infección de una pequeña bacteria perteneciente a la familia Rickettsiaceae, pero que es un poco diferente, por lo que se agrupo en otro género, llevando el nombre de Orientia tsutsugamushi. Es transmitido por ácaros, en zonas de maleza muy abundante (de ahí su nombre), estos pequeños insectos contraerán la infección y luego inoculan los microorganismos durante la ingestión de sangre. El hombre suele afectarse más en épocas húmedas.

Síntomas del Tifus

Como pudimos darnos cuenta, el tifus tiene distintas presentaciones, por tanto, esto va a determinar la aparición de ciertos síntomas, aunado a las características generales del paciente, ya sean nutricionales o inmunológicas.

  • Cefalea, dolores musculares y articulares, náuseas, malestar general 1 a 3 días antes del inicio brusco de fiebre y escalofríos.
  • Erupción generalizada, aproximadamente 4 días después del comienzo de los síntomas anteriores, con predominio en axilas y cara interna del brazo.
  • Suele haber afectación pulmonar, presentándose tos no productiva persistente. Puede complicarse con: neumonía intersticial, derrame pleural y edema pulmonar, aunque claro, estas presentaciones son muy raras.
  • Dolor abdominal.
  • Estupor, convulsiones, dificultad en la marcha.
  • Ictericia (coloración amarilla de la piel) por afectación hepática.

Diagnóstico del Tifus

A través del cultivo, es muy complejo realizar un diagnóstico certero. Por tanto, se recurren a métodos moleculares o indirectos, que suelen ser un poco más complejos, pero más específicos. Entre estos tenemos:

  • Inmunofluorescencia indirecta.
  • PCR de sangre, para buscar signos de la bacteria.
  • ELISA.

Sin embargo, aunque estos métodos son necesarios e imprescindibles, debe realizarse un correcto interrogatorio y evaluación de la manifestación sintomatológica, a partir de esto, se puede orientar el diagnostico. Sobre todo, si la persona en el último mes, ha visitado una zona endémica de tifus o recuerda haber sido picada por una pulga o acaro.

Tratamiento del Tifus

Esto va a depender de la forma de presentación y la severidad de los síntomas. Tanto el Tifus endémico, como epidémico y el de la maleza, puede ser tratado con Doxiciclina y Cloranfenicol, la dosis y el tiempo, va a variar de persona a persona, ahí radica la importancia de acudir a un centro especializado para una correcta evaluación y prescripción.

Esta es una patología tratable, siempre y cuando se aborde a tiempo, evitándose el daño a órganos de forma irreversible y las posibles secuelas.

Prevención

  • Evitar, en lo posible, visitar zonas con casos conocidos de Tifus.
  • Usar ropa adecuada si se pretende ir de visita a alguna de estas regiones.
  • Tener una correcta higiene.
  • Intentar no acampar a cielo abierto.