Remedios para la picadura de pulgas

Remedios para la picadura de pulgas
Media de voto

Sí, ya sabemos que las pulgas son uno de los animales más molestos. Diríamos que, junto con los mosquitos y las moscas, copan el top tres de los insectos que más molestan. Y es que, cuando pican, pican. Las pulgas se alimentan de la sangre de los mamíferos y sobre todo lo hacen de los perros y gatos. Por eso, no es de extrañar que, si tienes uno, las pulgas lleguen a tu hogar. En este post te hemos preparado los mejores remedios naturales para las picaduras de pulgas. Vamos, intentaremos que, aunque no podamos eliminar del todo el picor, al menos puedas rebajarlo.

Lo primero que debes saber es que rascarse está totalmente prohibido, de este modo solo conseguirás expandir mucho más el veneno y que la cosa se complique (sí, aún más). Así que, ¡queda prohibido rascarse! Usa alguno de nuestros remedios naturales y te irá mucho mejor.

Los 5 mejores remedios caseros para la picadura de pulga

Remedio casero con aloe vera

Aloe vera. Funciona para prácticamente todo lo que te pase. La razón principal es que se trata de un antiséptico natural muy potente. Además, como no crea ningún daño, puedes aplicártelo directamente sobre la piel. Luego tan solo tendrás que poner encima una gasa y listo.

Té. Sí, el té es genial para las picaduras de pulga. Aunque eso sí, si tienes otro tipo de infusión en casa (lavanda, manzanilla…) también te valdrá. Prepara una infusión, moja una gasa o compresa y aplícala en la picadura.

Avena. Es buena para la piel y por tanto es buena para calmar irritaciones. El método de funcionamiento más efectivo es el de llenar un cubo con agua y unas cucharadas de avena. Lo remueves, metes dentro la zona de la picadura y listo. Notarás un alivio inmediato.

Coco. Corta un coco por la mitad y quítale la piel de fuera. Mete los trocitos en una licuadora y tan solo tendrás que aplicarte la crema que resulte de ahí. Te aconsejamos que luego lo tapes con una gasa para evitar que se vaya. Cuando esté seco, lo retiras con agua (que no esté demasiado fría ni caliente). Esto lo puedes hacer de dos a tres veces al día.

Bicarbonato. Al igual que el aloe vera sirve para todo, también es cierto que el bicarbonato también ayuda y bastante. De hecho, te bastarán unas gotas con un poco de agua para rebajar el picor. Aplícalo sobre la picadura en forma de crema y espera unos minutos para retirarlo.

Otros remedios naturales

Vinagre de manzana. Sirve también para las picaduras de otros insectos. En el caso de la pulga, es bastante efectivo. Une un vaso de vinagre con dos de agua y déjalo reposar un par de horas en la nevera. Cuando esté, empapa un paño con la mezcla y pásalo por la picadura. Te escocerá un poco pero notarás alivio en unos segundos.

Cáscara de limón. En este caso tendrás que hervir la cascara con un vaso de agua. Cuando se enfríe, tan solo tendrás que empapar una gasa o compresa con la mezcla y aplicarla en la zona.

Miel. La miel y el aloe vera son dos antisépticos naturales para la piel bastante efectivos. Además, esta opción es bastante rápida porque lo único que tendrás que hacer es aplicarlo directamente sobre la picadura.

Como ves, el picor generado por la picadura de pulga tiene solución. Es cierto que son bastante molestas pero, si usas algunos de nuestros remedios naturales, seguro que consigues mejorar la hinchazón y rebajar en gran medida el picor que genera. Ya verás como en pocas horas la zona está mucho mejor.