Picadura de Murcielago
4 (80%) 1 vote

Los murciélagos son animales nocturnos que viven en las copas de los árboles, en las cuevas y en ocasiones se instalan en los áticos de las casas, de ahí que puedan llegar a picar a algunas personas. Las picaduras (o mordeduras) de un murciélago son parecidas a las de una araña, una avispa o una simple espina clavada.

Los murciélagos siempre han causado miedo entre las personas debido a la cantidad de leyendas que existen sobre ellos, pero en realidad solo tres especies se alimentan de sangre, son lo que se llama Hematófagas: Los Desmodus Rotundus, los Diphylla Ecaudata y los  Diaemus Youngii.

Su mordedura generalmente se manifiesta como dos pequeñas heridas punzantes, que pueden pasar desapercibidas hasta que empieza a aparecer la irritación o el sangrado.

Que síntomas produce la picadura de un murciélago:

  • Enrojecimiento: Aparecerán dos pequeñas picaduras con enrojecimiento alrededor de ellas de 1 centímetro aproximadamente, que puede provocar picor junto con un leve dolor.
  • Entumecimiento: A veces la picadura de un murciélago ocasiona un entumecimiento de la zona donde introdujo los dientes, notando como un pequeño hormigueo.
  • Heridas: Dependiendo del tipo de murciélago que sea, pueden aparecer unas pequeñas heridas sangrantes como consecuencia de la mordedura.
  • Rabia: Aunque se conocen pocos casos de rabia en personas contagiadas por estos mamíferos, no debemos ignorarla. Se manifiesta como una especie de gripe, teniendo los mismos síntomas: fiebre, dolor de cabeza, dolor de garganta, llegando a niveles más preocupantes como ansiedad, insomnio, sed voraz, y provocar que la persona esté en un estado de irritación continuo.

Pero, que debemos hacer ante la picadura de un murciélago:

Lo primero, mantener siempre la calma en estos casos y acudir al médico. Pero para que la mordedura no se infecte más sería aconsejable seguir unos pequeños consejos que a continuación te damos:

  • La persona que vaya a curar la picadura del murciélago tiene que desinfectarse bien las manos, y utilizar unos guantes, con eso evitaremos que en el caso de que tenga cualquier herida por pequeña que sea, pueda contagiarse.
  • Debes lavar bien la zona afectada con un gel neutro y secarla.
  • En el caso de que sea posible, lo mejor es capturar al murciélago para poder analizarlo y saber si es transmisor de alguna enfermedad contagiosa.

Inmediatamente después debes acudir al centro médico más cercano y explicar cómo ha ocurrido. Lo primero que practicarán será un análisis de sangre para determinar si el murciélago era portador de alguna enfermedad y te la ha contagiado. En el supuesto caso que el animal estuviera contagiado de rabia y nunca te has vacunado, tendrás que ponerte 4 dosis.

La primera dosis te la pondrán en ese mismo momento para que los efectos sean inmediatos, las tres restantes los días 3, 7 y 14. Una persona que ya se haya puesto la vacuna con anterioridad solo le quedarán dos dosis por recibir, una en ese momento y la última el tercer día.

Todas las vacunas pueden producir algún tipo de reacción como:

  • Inflamación y enrojecimiento.
  • Náuseas y dolores musculares.
  • Un picor insoportable en la zona donde se puso la inyección.
  • Tener unas décimas de fiebre.

Estos síntomas aparecerán a las pocas horas de ponerse la vacuna, en el caso de que empezaran a agravarse llegando a la inflamación de la garganta dificultando la respiración, acuda inmediatamente a su centro médico más cercano e informe de cuándo y a qué hora exactamente le fue administrada dicha vacuna.