Picadura de la avispa negra

Picadura de la avispa negra
4 (80%) 48 votes

La posibilidad de picadura de una avispa se multiplica considerablemente en los meses de verano. En concreto, la de la avispa negra es una de las más dolorosas y pueden llegar a ser preocupantes si pica en la nariz, garganta o boca ya que existe la posibilidad de que, al inflamarse, exista un problema respiratorio. Además, en el caso de que la persona sea alérgica a las picadas, el problema se acentúa considerablemente.

En primer lugar, tras el dolor, notarás que, la zona donde ha clavado el aguijón, se enrojece y comienza a picar la piel. Si no eres alérgico normalmente no suele ir a más. Aún así, te contamos como prevenir las picaduras y qué hacer en el caso de que te pique. ¡Toma nota!

Como prevenir las picaduras de avispa negra

Existen algunas medidas de prevención que conseguirán que no llames más de lo necesario la atención de las avispas. Si vas a salir al campo, evita caminar descalzo, aplícate repelente de insectos y no lleves ropa de colores llamativos. Si ves que se acerca una avispa, no realices movimientos bruscos ya que esto la enfadará aún mas. Y, por último, evita ponerte desodorante o colonia muy fuerte. Los olores las atraen.

Qué hacer en el caso de una picadura

Lo primero que debes saber es que el dolor es pasajero. En breves instantes notarás como pasa al picor. En primer lugar te recomendamos que laves la zona con agua y jabón para poderlo desinfectar y, si el aguijón ha quedado dentro, retirarlo con la ayuda de unas pinzas.

Es importante que no aprietes la zona para evitar una mayor propagación del veneno. A continuación, te recomendamos que te apliques hielo y una crema antihistamínica concreta para las picaduras de insectos. Si, notas que el picor no desciende, tómate el tratamiento por  vía oral siguiendo siempre las instrucciones del prospecto o consultando al farmacéutico si fuera necesario.

Remedios caseros que ayudan a rebajar el picor y la hinchazón

A continuación, te damos algunas ideas caseras para poder tratar la picadura de la avispa negra. Recuerda que debes usarlos siempre y cuando no seas alérgico y la picadura no suponga un mayor peligro para ti.

Bicarbonato. Es uno de los remedios más utilizados. Mezcla una cucharada con un poco de agua y aplícate la crema resultante sobre la picadura. Tenlo durante todo el día y notarás la mejoría.

Vinagre de manzana: Sin duda el más eficaz, resulta casi milagroso. Con unas solas gotas conseguirás que baje la inflamación y aliviarás el picor en la zona. Moja un algodón y frótalo suavemente en la picadura. Por cierto, también se aplica en picaduras de mosquitos u otros insectos.

Barro. Es la solución más rápida si te encuentras fuera de casa. Mezcla arena y agua y, con la pasta, restriégalo sobre la picadura. Al momento notarás la mejora.

Limón. El ácido cítrico ayuda a rebajar la hinchazón y disminuye el picor. Eso sí, te advertimos de que nada más aplicarlo notarás un escozor que durará apenas unos segundos. Luego todo será positivo.

Albahaca. Sí, si tienes una planta en casa, sólo tienes que coger unas hojas, aplastarlas y ponerlas directamente en la zona durante al menos cinco minutos. En breve notarás como baja la inflamación.

 Aloe vera. Suele decirse que sirve prácticamente para todo y es cierto. Su efecto refrescante hace que el picor se calme de forma pronunciada y sientas una mejora al instante. Aplícalo directamente con la hoja de la planta.

Pasta de dientes. Ponte un poco de crema de dientes sobre la picadura y tenlo durante quince minutos. Es un remedio infalible para el picor. Puedes hacerlo cada cinco horas si notas que vuelve.

Deja una respuesta