Este articulo esta escrito y revisado por Lisbeth Dentale

5 (100%) 1 vote

Las picaduras de abeja pese a no ser peligrosas para el ser humano, generalmente, sí que resultan bastante molestas y su escozor llega a sacar de quicio a cualquiera. Pero, ¿sabías que existen remedios que ayudan a suavizar su picor y dolor? Sí, sí, y para eso estamos hoy mismo aquí, para contártelos, ¡todos! Así que, toma nota porque te podrían venir muy pero que muy bien llegado el caso.

Remedios para la picadura de abeja más efectivos

Ahora sí, entramos en materia. ¿Qué nos ponemos en el caso en el que nos pique una abeja? Te damos algunas ideas.

  • Prepara una pasta con bicarbonato de sodio y agua. Aplícala sobre la picadura y deja que se seque. Si lo haces nada más te acabe de picar verás como la inflamación y el dolor van descendiendo poco a poco. De hecho, el bicarbonato sirve también en caso de picadura de mosquito. Sus propiedades antisépticas hacen que sea uno de los más usados como remedio.
  • También puedes optar por otra mezcla con bicarbonato, pero esta vez lo unirás al vinagre. En este caso la usarás siempre y cuando veas que la hinchazón va a más y la cosa se complica. Y, por supuesto, si notas que al aplicarlo aún te escuece más debes parar inmediatamente. Realiza lo mismo que en el punto anterior, haz la mezcla y aplícala.
  • Ponte miel. Tiene propiedades antisépticas así que conseguirá que la inflamación no vaya a más. Resulta paradójico que la miel ayude a aliviar la picadura de una abeja, pero así es. Unta solo una pequeña cantidad con la ayuda de un algodón. Puedes repetir la aplicación dos o tres veces hasta que notes que realmente baja.
  • Ponte pasta de dientes. Sirve para rebajar el picor. No es dañino así que puedes echarte las veces que desees. Tan solo tendrás que aplicar una pequeña cantidad sobre la picadura y en unos segundos notarás su efecto. Es uno de los remedios más usados ya que todos tenemos en casa pasta de dientes y, además, estamos de suerte porque funciona.
  • Si ves que la hinchazón va a más opta por tomarte algún medicamento como ibuprofeno o paracetamol. Básicamente lo que harán es aliviarte la hinchazón de la zona e inmunizarte al dolor. Aun así, ve con mucho cuidado de no tomar nada que te perjudique aún más. Ya sabes, ibuprofeno o paracetamol, nada más.
  • En casos de alergia acude rápidamente a un médico. Los síntomas pueden ser bastante graves y corres el riesgo de tener serias complicaciones. Así que, si notas mareos, taquicardias o te falta el aire, ni lo dudes. Es muy posible que estés sufriendo un ataque de alergia.

 

Motivos de la picadura de abeja

Existen factores de riesgo que nos llevan a exponernos a las picaduras de abeja y de los que apenas nos damos cuenta. Ya sabes que sobre todo suelen sucedernos en días de campo en los que el sol y el calor ya empiezan a hacer de las suyas. Así que ahí van unos ítems que hacen que las abejas vayan a ti como si fueras miel. ¡Atento!

  • Usar ropa con dibujos de flores y colores brillantes.
  • Acercarse a cubos de basura abiertos.
  • Usar perfumes o jabones con olor. Todavía más aquellos que lleven algún aroma a flor.
  • Acercarse demasiado a flores y plantas. Obviamente si estamos en un campo va a ser muy difícil cumplir este punto, pero, enserio, te lo aseguramos, puedes no acercarte tanto si no quieres.
  • Lagos y charcos. Obviamente donde hay agua habrá abejas y más si está estancada.

Estos son algunos trucos para evitar que la picadura duela o pique más de lo tranquilamente aceptable. Así que, si llega el caso en el que te pica alguna (esperemos que no), ya sabes lo que tienes que hacer. Sigue nuestros consejos, escoge tu remedio favorito, ¡y alívialo!