Cuando escuchamos la palabra insecto lo primero que nos viene a la mente son patas, antenas, alas y aguijones. No despiertan gran simpatía entre los seres humanos porque, ¿quién no se ha despertado alguna vez en mitad de una noche de verano para aniquilar al causante de ese horrible zumbido?

Los insectos pertenecen a la clase de animal que presenta más diversidad de especies en el planeta. Según un estudio de la Royal Entomological Society de Londres, fundada en 1833, existen más de 10.000 millones de insectos por kilómetro cuadrado y al menos 750.000 especies diferentes conocidas. Se caracterizan por poseer un par de antenas, tres pares de patas y dos pares de alas. Por ejemplo, arañas o ciempiés no forman parte del mundo de los insectos.

Tranquilos, no todo es negativo en estos seres vivos, también son beneficiosos para el ser humano. Entre las acciones positivas que realizan se encuentran la polinización de algunas flores, formar parte de la alimentación de algunos peces, el control de algunas plagas… Si no existieran estos pequeños seres la cadena trófica se desplomaría por completo.

Pero pongamos el foco en el objetivo de este artículo, ¿Qué tipo de insectos deberían preocuparnos? ¿Nos podrían herir de gravedad o incluso causarnos la muerte? ¿Qué debemos hacer si sufrimos una picadura? ¿Podemos prevenir las mismas? ¿Cómo identificar qué bicho me ha picado? En los siguientes apartados intentaremos responder a todas estas preguntas con un lenguaje claro y conciso.

Picadura de Insecto ¿Realmente son peligrosos?

Imagen de diferentes tipos de picaduras de insectos

Imagen de diferentes tipo de picaduras de insectos

En ocasiones por placer o por trabajo viajamos a zonas tropicales y húmedas. Buscamos en Internet información sobre nuestro lugar de destino y leemos que la OMS recomienda vacunarse contra determinadas enfermedades provocas por ciertos insectos.

Tambien te puede interesar : Picadura de araña

El primer consejo es siempre tomar en serio estas directrices. Puede que las ignoremos y no nos ocurra nada o por el contrario podríamos contagiarnos con alguna enfermedad y tener serios problemas de salud. Acto seguido os mostramos algunos de los insectos más peligrosos que habitan generalmente en los países con climas templados y tropicales próximos al Ecuador.

Mosquito Anopheles

La malaria es una enfermedad que es transmitida por algunas variantes del mosquito Anopheles mediante la transmisión de parásitos del género Plasmodium. Dichos microorganismos se instalan en el hígado y una vez allí penetran en el torrente sanguíneo pudiendo causar la muerte. No existe una vacuna comercializada, aunque existen medicamentos eficaces para su tratamiento.

Pulgas de rata negra

pulgaEste insignificante insecto que habita en las ratas negras contienen una bacteria llamada Yersinia Pestis. En el siglo XIX fue la causante de la peste negra, que acabó con gran parte de la población de Europa. Actualmente, la OMS ha publicado que se dan entre 1000 y 3000 casos en zonas de montaña y desérticas de Brasil y EEUU.

Mosca Tse-Tse

Su picadura transmite un parásito mortal llamado tripanosoma. Ataca a los glóbulos rojos y al sistema nervioso y cuenta con una tasa de mortalidad mayor al 80%.  El infectado duerme de día y se mantiene despierto durante la noche, por lo que la enfermedad contraída se le denomina como el Mal del Sueño. No tiene tratamiento y la mayor parte de infectados se produce en el África subsahariana.

Mosca Bot Fly

El modus operandi de este insecto es la picadura a mamíferos dejando larvas que viven debajo de la piel de la víctima. Las larvas causan infecciones y enfermedades en órganos y tejidos (Miasis).

Vinchuca

Especie endémica del hemisferio sur (Bolivia, Brasil, Argentina…) que transmite un parásito conocido como Trypanosoma cruzi. Succiona la sangre de la víctima, su vientre se hincha y defeca depositando los parásitos. Cuando una persona nota la picadura, se rasca y es la responsable de inocular por sí mismo los parásitos en sus propios tejidos. Se han adaptado a vivir perfectamente en los domicilios por lo que muchas personas se contagian y desconocen que sufren el Mal de Chagas. En el presente mueren 40.000 personas anualmente por la picadura de este insecto.

Abeja africana

Ataca en grupo y consiguen seguir a su víctima hasta casi un kilómetro de su colmena. Un ser humano podría morir dependiendo de su sensibilidad al veneno y el número de picaduras que haya recibido. Si tienes la desgracia de ser atacado, puedes sufrir fuertes reacciones alérgicas hasta desembocar en un shock anafiláctico que te puede ocasionar la muerte.

Avispon asiático gigante

Pueden medir hasta 5cm de longitud. Está equipadas con unas mandíbulas y pinzas muy potentes con las que pueden inmovilizar a su víctima. Su veneno es tan fuerte que puede disolver incluso tejidos. Son la causa de muchas muertes en Japón.

Algunos mosquitos de los que deberías alejarte

El dengue es una enfermedad vírica que es contagiada por mosquitos. Sus síntomas son similares a los de una gripe, pero si se agrava podría ocasionar la muerte de una persona.

El paludismo es otra de las enfermedades peligrosas contagiadas por mosquitos que afecta al sistema inmune del afectado.

Por último, mencionar al protagonista de los Juegos de Rio de Janeiro 2016, el virus del Zika. Se contagia como no podía ser de otra manera por mosquitos y sus síntomas son dolores de cabeza y articulares y fiebre. Se puede contagiar mediante relaciones sexuales entre humanos. Aunque no es mortal, si una mujer está embarazada y contrae el virus puede ocasionar graves daños al feto. Estudios lo han relacionado con microcefalia en los bebés nacidos de madres contagiadas.

 

¿La picadura de animales o bichos son frecuentes?

Si vives en países alejados de la línea del Ecuador por ambos lados, las picaduras que sueles sufrir no son graves y los protagonistas de las mismas son los dípteros (mosquitos y tábanos) y los himenópteros (abejas y avispas).

El famoso mosquito tigre es protagonista de informativos cuando llega la época estival, pero no tenemos que alarmarnos, sólo provocan una serie de picaduras molestas que suelen desaparecer en unos pocos días.

La abeja causa gran dolor con su picada

La abeja causa puede causar una fuerte reacción alérgica ademas de un gran dolor con su picada

La picadura de la abeja es más dolorosa y suele dejar el aguijón dentro de la piel, por lo que por suerte sólo nos puede picar una vez. Las avispas y tábanos también son causantes de una picadura dolorosa con el añadido que tienen la capacidad de hacerlo en varias ocasiones. A pesar de esto sólo debe inquietarnos el hecho de recibir múltiples picaduras y sobre todo si somos alérgicos.

Finalmente, otro de los huéspedes indeseados que puede beneficiarse de nuestro organismo es la garrapata. En una excursión campestre o si tratamos con animales como ganado o mascotas somos candidatos para ganar el tan desafortunado premio de su picadura. Normalmente se adhieren a tu cuerpo para alimentarse de tu sangre y te podrían trasmitir graves enfermedades como la enfermedad de Lyme.

¿Qué bicho me ha picado?

Y no nos referimos a la frase hecha, sino literalmente a cómo podemos identificar al insecto culpable del delito. A continuación, os mostramos una mini guía para que conozcamos la forma que presentan las picaduras más comunes. ¡Esperamos os sea útil!

Las picaduras de mosquito suelen ser como lesiones que sobresalen a tu piel y que comúnmente se conocen como habones.

Un habón grande con un puntito rojo en el centro es indicativo que nos ha atacado una abeja o hemos sufrido una picadura de avispa. Suele producir mayor dolor que el mosquito.

Si miramos nuestra piel y tenemos picaduras en zigzag de color rojizo es posible que los chinches hayan hecho de las suyas. Provocan urticaria.

Otro insecto que nos puede amargar el día es la garrapata. Se puede hinchar bebiendo nuestra sangre y a veces la pillamos en acto de servicio. La aparición de una costa negra o en casos más graves de círculos concéntricos son síntomas de su picadura.

La picadura de pulga es similar a la del chinche, formándose lesiones de color rojizo, pero en fila. El efecto de la picadura es instantáneo.

Por último, decir que cada persona es diferente, así que a veces puede ser complicado conocer el insecto que ha picado a una persona.

La picadura te explica cómo prevenir picadas

El sentido común es vuestro mayor aliado para evitar las picaduras. No golpear un panal de abejas que tengamos en nuestro tejado sería un claro ejemplo. En esta sección os proponemos una serie de recomendaciones para evitar ser atacado por picaduras de insectos.

En primer lugar, debemos evitar horarios como el atardecer y el amanecer en épocas de mayor calor. Es el momento de mayor actividad de los mosquitos.

Si somos deportistas y nos apetece dar un paseo o hacer running es recomendable no llamar la atención de estos pequeños vampiros llevando ropa de colores claros.

La temperatura corporal y el ácido láctico es muy atractivo para algunos insectos. Esto explica porque en noches de verano en las que estamos sudorosos es más probable que nos piquen.

Cuando estamos en la naturaleza en zonas de arbustos y matorrales, es una gran idea llevar pantalones largos y meterlos dentro de los calcetines. De esta forma, los mosquitos no podrán penetrar nuestra piel tan fácilmente y también evitaremos la picadura de alguna garrapata.

Para concluir, otro sistema de prevención son los repelentes químicos, aunque los que llevan DEET no son especialmente recomendables por su toxicidad. En su lugar podemos utilizar remedios naturales como el aceite de hoja de canela o extracto de vainilla mezclado con aceite.

¿Qué hacer ante una picadura?

Inflamación por picaduras

Inflamación por picaduras

Mucha gente se dirige directamente a Urgencias porque su hijo no puede aguantar el dolor ante una picadura normal de mosquito. Si no sufres fiebres, mareos o vómitos no es necesario que nos preocupemos en exceso. El dolor de la picadura remitirá con seguridad. No obstante, os daremos unas pautas para saber cómo actuar en caso de picaduras.

Ante una picadura con un aguijón hay que sustraerlo con especial cuidado para no romper su bolsa de veneno y empeorar la herida.

Lavar las heridas por picadura con agua limpia y jabón. Aplicar hielo o compresas frías para reducir la hinchazón.

Si sufres alergia a algún insecto, debes consultar con un médico para que te recomiende alguna pomada o antihistamínico que alivie el picor o hinchazón. En casos graves, es útil llevar un botiquín con epinefrina para hacer frente a una posible anafilaxia.

Presentar mareos, vómitos o fiebre es sintomático de alguna complicación por alguna picadura, sobre todo si has viajado a países con más riesgo de contraer alguna enfermedad por picaduras de insectos. Debes consultar con un médico con la mayor brevedad para que te recomiende el tratamiento adecuado.